De ore tuo te iudico… (Lc 19, 22). Falsas retractaciones y falsos amigos.

“Por tu boca te condeno (Lc 19, 22)”.

Retractaciones. Las retractaciones no son raras (San Agustín escribió un libro) incluso en nuestro campo: Padre Barbara por ejemplo, por muchos años líder del “sedevacantismo” enemigo de la Tesis de Cassiciacum y de la consagración episcopal de Mons. Guérard des Lauriers, retractó su posición y escribió un opúsculo para explicar por qué había que adoptar la Tesis de Cassiciacum más bien que el sedevacantismo simpliciter. Ahora, según algunos, habría acaecido lo contrario: Mons. Guérard des Lauriers habría retractado la Tesis de Cassiacum por… por no se sabe bien qué cosa.

Louis-Hubert Remy, en efecto,  ha publicado recientemente en Catholicapedia (Sucesor del difunto: “Virgo Maria”) un escrito intitulado: “Un merveilleux cadeau de Noel 2019. La refutation de Mgr Guérard des Lauriers sur la Thèse de Cassiciacum” (Un maravilloso regalo de Navidad 2019. La retractación de Mons. Guérard des Lauriers de la Tesis de Cassiciacum).

El Señor Remy, sostiene de haber tenido siempre por Mons. Guérard des Lauriers “une vénération sans limites” (una veneración sin límites), aun así se permite definir la tesis teológica defendida por diez años por el teólogo dominico como una “fou-thèse” (por “foutaise” un término extremadamente vulgar que, para evitar la grosería, podemos traducir como “idiotez”).

Según el Señor Remy, Mons. Guérard des Lauriers “quelques mois avant sa mort (survenue le 27 fevrier 1988)” (algún mes antes de su muerte, ocurrida el 27 de febrero de 1988) habría admitido él mismo que su tesis teológica era una “fou-thèse”, es decir, sirviéndose de palabras a él atribuidas “une thèse” aquí “contient des erreurs théologiques enormes” (que contiene errores teológicos enormes); y para demostrar su extraño concepto de “vénération sans limites” hacia Mons. Guérard des Laurires, ha difundido masivamente este texto para demostrar que, por más de diez años Mons. Guérard des Lauriers habría difundido una “fou-thèse” y errores teológicos enormes. ¡Extraño modo de venerar – sin límites– a alguien!

Pero contra los hechos no hay argumento que valga, parece objetar el Señor Remy, y los hechos estarían en una carta firmada por el mismo Mons. Guérard des Lauriers en la cual el teólogo dominico se declararía perfectamente convencido de su error por un estudio de Alfred Denoyelle. Y en efecto, si bien Monsieur Remy dice haber conocido de la existencia de esta carta de un libro sobre el cardenal Rampolla del pseudo-Henri Barbier (o sea él mismo) publicado por las ediciones Saint Remi, en realidad la carta se encuentra como todos saben en el sitio del mismo Alfred Denoyelle.

Puesto que Louis-Hubert Remy nos desafía nominalmente a responder a su innoble escrito, esto es lo que tenemos que decir al respecto:

Dado y no concedido que Mons. M. L. Guérard des Lauriers haya efectivamente retractado su tesis teológica sobre la situación actual de la autoridad en la Iglesia, el Instituto “Mater Boni Consilii” no tiene, por su parte, ningún motivo para retractarla. Nuestro Instituto, que venera verdaderamente y no hipócritamente la figura de Mons. Guérard des Lauriers con afecto filial, no adhiere a la dicha Tesis porque es sostenida por dicho teólogo, sino simplemente porque es verdadera, y ninguna objeción seria ha sido hasta ahora opuesta a dicha tesis.

Dado y no concedido que la carta publicada sea auténtica (no hemos visto en efecto el original) permanece el hecho que los sacerdotes del Instituto, particularmente don Giuseppe Murro, y también por una semana don Ricossa, han estado junto a Mons. Guérard des Lauriers, junto a  la Señorita Marie-Claude Mandon, en todo el período durante el cual dicho Obispo fue internado en el hospital de Cosne, desde el 10 de enero al 27 de febrero de 1988 (cf. el artículo de don Murro, “Comment meurt un homme de Dieu”, Sodalitium N°18, edición italiana, noviembre-diciembre 1988, edición  francesa, abril 1989), haciéndole numerosas preguntas relativas precisamente a su tesis teológica, y el teólogo dominico, perfectamente lúcido a pesar de la enfermedad, ha siempre respondido a ellos confirmando hasta lo último su tesis. Ellos consideran que el amor de la Verdad de Mons. Guérard, del cual tanto habla el mismo Louis-Hubert Remy, lo habría obligado, si hubiese realmente cambiado de opinión, a advertir en primer lugar a esos sacerdotes que lo habrían seguido en errores “teológicos enormes”.

No solamente. El mismo Louis-Hubert Remy admite y paradójicamente testimonia contra sí mismo que no sólo Mons. Guérard des Lauriers no ha retractado jamás su Tesis (cosa que habría ciertamente hecho si hubiese cambiado efectivamente de opinión) pero que no lo ha hecho ni siquiera con él y con sus amigos que además estaban avergonzados de su tesis:

Nous ne sommes pas complètement surpris de cette rétractation, bien qu’ayant visité Mgr sur son lit d’hopital peu avant sa mort, il ne nous en ait pas parlé, ni à mes amis proches, ni dans son dernier sermon” (No estamos completamente sorprendidos de esta retractación, incluso si visitando a Monseñor en el hospital poco antes de su muerte, no nos haya hablado, ni siquiera a nuestros amigos más íntimos y en su última homilía).

De ore tuo te judico… con aquello que sigue.

No solamente. No sabemos hace cuánto tiempo la carta de Mons. Guérard aparece en el sitio de A. Denoyelle, pero no tenemos registro de que alguien haya difundido la extraordinaria noticia de esta retractación mientras Mons. Guérard des Lauriers estaba todavía en vida (pudiendo así desmentir o confirmar cuanto le es ahora atribuido) y que sólo después de 30 años de su muerte Luois-Hubert Remy difunda en todo el mundo tradicionalista la “noticia” de la retractación.

En cuanto al texto atribuido a Mons. Guérard, saltan súbitamente a los ojos algunas incongruencias: no nos es dicho el nombre de la persona a la cual fue escrita la carta; no nos es dicho a qué escrito de A. Denoyelle hace alusión su carta (lo admite el mismo LHR); no es evidente por tanto de qué tesis habla Mons. Guérard; y sobre todo no está la fecha en la cual la carta habría sido escrita (mientras Mons. Guérard no omitía jamás la fecha).

Es bien sabido que un testamento sin fecha es jurídicamente nulo. En este caso la carta sin fecha no permite entender de qué estudio de Denoyelle se habla, y sobre todo si una retractación es creíble. En efecto, el N° 13 de Sodalitium (edición italiana) publicaba en mayo de 1987 una entrevista con Mons. Guérard des Lauriers en la cual el obispo dominico reiteraba clarísimamente todos los principios de la Tesis de Cassiciacum. El 25 de noviembre, antes de la consagración episcopal de Mons. Munari, Mons. Guérard des Lauriers pedía a todos los presentes adherir a la Tesis de Cassiciacum o de dejar la iglesia, puesto que sólo la dicha Tesis justificaba la consagración que habría tenido lugar: todos los presentes son testigos. El 16 de diciembre de 1987 escribía una carta a “frate Pierre Marie” (el nombre de terciario dominico di Marc Winckler) para recomendarle nuestro Instituto y pedirle traduzca en francés Sodalitium: ahora Sodalitium sostenía abiertamente la Tesis (cf. “Mgr. Guérard des Lauriers et l’Institut”, Sodalitium, N° 18). Y entonces preguntamos: ¿CUÁNDO Mons. Guérard habría retractado la Tesis, escribiéndole a una persona desconocida y diciendo lo contrario a todos los otros?

Pensamos que el “regalo de Navidad” que cree haber recibido el Señor Remy no sea solamente un regalo envenenado para aquellos a quienes lo ha enviado, sino sea al final también un regalo envenenado para él mismo.

En tanto, ya que LHR parece apreciar tanto a aquel que habría podido “convertir” a Mons. Guérard, le señalamos, como nuestro regalo de Navidad, algunos artículos de Alfred Denoyelle, incluso si LHR quizás no sabrá apreciarlos:

Alfred Denoyelle: L’apparitionisme toujours au service du Gallicanisme?
http://users.skynet.be/histcult/BIL.htm

Alfred Denoyelle: Les malades du merveilleux
http://users.skynet.be/histcult/malamerv.htm

Buena lectura, Señor LHR.

P. S.: ¿quiere precisar, por favor, las calumnias de las cuales habría sido víctima a causa de su negación de la Tesis de Cassiciacum o se avergüenza?

Copyright © 2016 - 2020 Centro Librario Sodalitium