De la Cuaresma.

Catecismo Mayor de San Pío X – De la Cuaresma.

P. ¿Qué es la Cuaresma?

R. La Cuaresma es un tiempo de ayuno y penitencia instituido por la Iglesia, por tradición apostólica.

P. ¿A qué fin ha sido instituida la Cuaresma?

R. La Cuaresma ha sido instituida: 1° para darnos a entender la obligación que tenemos de hacer penitencia todo el tiempo de nuestra vida, de la cual, según los Santos Padres, es figura la Cuaresma; 2° para imitar en alguna manera el riguroso ayuno de cuarenta días que Jesucristo practicó en el desierto; 3° para prepararnos por medio de la penitencia a celebrar santamente la Pascua.

P. ¿Por qué el primer día de Cuaresma se llama de Ceniza?

R. El primer día de Cuaresma se llama de Ceniza, porque en este día pone la Iglesia sobre la cabeza de los fieles la sagrada Ceniza.

P. ¿Por qué la Iglesia impone la sagrada ceniza al principio de la Cuaresma?

R. La Iglesia al principio de la Cuaresma acostumbra poner la sagrada ceniza, para que, recordándonos que somos compuestos de polvo y a polvo hemos de reducirnos con la muerte, nos humillemos y hagamos penitencia de nuestros pecados, mientras tenemos tiempo.

P. ¿Con qué disposiciones hemos de recibir la sagrada ceniza?

R. Hemos de recibir la sagrada ceniza con un corazón contrito y humillado, y con la santa resolución de pasar la Cuaresma en obras de penitencia.

P. ¿Qué hemos de hacer para pasar bien la Cuaresma, según la mente de la Iglesia?

R. Para pasar bien la Cuaresma, según la mente de la Iglesia, hemos de hacer cuatro cosas: 1° guardar exactamente el ayuno, y mortificarnos, no sólo en las cosas ilícitas y peligrosas, mas también, en cuanto se pueda, en las lícitas, como sería moderarse en las recreaciones; 2° darnos a la oración y hacer limosnas y otras obras de cristiana piedad con el prójimo, más que de ordinario; 3° oír la palabra de Dios, no ya por costumbre o curiosidad, sino con deseo de poner en práctica las verdades que se oyen; 4° andar con solicitud en prepararnos a la confesión, para hacer más meritorio el ayuno y disponernos mejor a la Comunión pascual.

P. ¿En qué consiste el ayuno?

R. El ayuno consiste en hacer una sola comida al día y abstenerse de manjares prohibidos.

P. ¿Se prohíbe toda otra refección los días de ayuno, fuera de la única comida?

R. Los días de ayuno la Iglesia permite una ligera refección a la noche, o hacia el mediodía, si la comida única se traslada a la tarde.

P. ¿Quién está obligado al ayuno?

R. Al ayuno están obligados todos los que han cumplido ventiún años y no están legítimamente impedidos.

P. ¿Están exentos de toda mortificación los que no están obligados al ayuno?

R. Los que están desobligados del ayuno, no deben por esto eximirse de toda mortificación, porque ninguno está dispensado de la obligación general de hacer penitencia, y así deben los tales mortificarse en otras cosas, según sus fuerzas.

Copyright © 2016 - 2020 Centro Librario Sodalitium